jueves, 20 de septiembre de 2012

Vértigo

 
 
Se oye un rítmico Puff Puff de fantasmas paridos y las espesas figuras me rodean como una niebla helada. Allí están Fracaso y Verguenza, también Rechazo y Burla. Tras todos ellos esta Muerte que me mira con sus cuencas repletas de suficiencia, como si supiera que no soy capaz de hacerlo.
 
Salto al vacío y sólo Muerte me sigue en mi larga caída. Su gaseoso cuerpo se agita como un montón de ropa vieja, pero su cráneo permanece inalterable. Nos miramos fíjamente y juraría que está sonriendo.

Tiro de la anilla y me detengo en seco mientras ella sigue cayendo. Hoy soy yo quien sonrie a la Muerte.

2 comentarios: